Audiolibro en español. Capítulo 26

duración: 15:26 minutos

Transcripción

0:02 Hola hola y bienvenidos a un nuevo  podcast en español para aprender mi  

0:08 idioma. Te enseño español con audios, vídeos,  vocabulario y transcripciones. Recuerda que  

0:15 estos podcast los puedes encontrar  en www.isabelanaluisa.com

0:23 Hoy tenemos el 26 capítulo de la novela Orgullo  y prejuicio. Empezamos. La señora Gardiner hizo a

0:33 Elizabeth la advertencia susodicha puntual  y amablemente, a la primera oportunidad que  

0:39 tuvo de hablar a solas con ella. Después de  haberle dicho honestamente lo que pensaba, 

0:44 añadió: Eres una chica demasiado sensata, Lizzy, para enamorarte solo porque te haya advertido  

0:52 de que no lo hicieses, y por eso me atrevo a  hablarte abiertamente. En serio, ten cuidado. No  

0:58 te comprometas, ni dejes que él se vea envuelto en  un cariño que la falta de fortuna puede convertir  

1:05 en una imprudencia. Nada tengo que decirte  contra él, es un muchacho muy interesante, y  

1:11 si tuviera la posición que debería tener me  parecería inmejorable. Pero tal y como están  

1:18 las cosas, no puedes cegarte. Tienes mucho sentido,  y todos esperamos que lo uses. Tu padre confía en  

1:24 tu firmeza y en tu buena conducta. No vayas a  defraudarle. Querida tía, esto es serio de veras.  

1:33 Sí, y ojalá que tú también te lo tomes en serio.  Bueno, no te alarmes. Me cuidaré de Wickham. Si lo  

1:41 puedo evitar, no se enamorará de mí. Elizabeth, no  estás hablando en serio. Perdóname lo intentaré  

1:48 otra vez. Pero ahora no estoy enamorada de  Wickham, es verdad no lo estoy. Pero sí, sin  

1:54 comparación, el hombre más agradable que jamás he  visto, tanto que no me importaría que se sintiese  

1:59 atraído por mí. Sé que es una imprudencia. ¡Ay,  ese abominable Darcy! La opinión que mi padre  

2:06 tiene de mí, me honra, y me dará muchísima pena  perderla. Sin embargo, mi padre es partidario del  

2:13 señor Wickham. En fin, querida tía,sentiría mucho haceros  sufrir a alguno de vosotros, pero cuando vemos  

2:21 a diario que los jóvenes, si están enamorados  suelen hacer caso omiso de la falta de fortuna  

2:26 a la hora de comprometerse, ¿cómo podría prometer  yo ser más lista que tantas de mis congéneres,  

2:35 si me viera tentada? O ¿cómo sabría que obraría con  inteligencia si me resisto? Así es que lo único que  

2:44 puedo prometerte es que no me precipitaré. No  me apresuraré a creer que soy la mujer de sus  

2:50 sueños. Cuando esté a su lado, no le demostraré que  me gusta. O sea, que me por daré lo mejor que pueda.

3:01 Tal vez lo conseguirías, si procuras que  no venga aquí tan a menudo. Por lo menos, no  

3:07 deberías recordar a tu madre que lo invite. Como  hice el otro día, repuso Elizabeth con maliciosa  

3:13 sonrisa. Es verdad, sería lo más oportuno. Pero  no vayas a imaginar que viene tan a menudo. Si  

3:19 le hemos invitado tanto esta semana, es porque  tú estabas aquí. Ya sabes la obsesión de mi  

3:24 madre de que sus visitas estén constantemente  acompañadas. Pero de veras, te doy mi palabra de  

3:30 que trataré siempre de hacer lo que crea más  sensato. Espero que ahora estarás más contenta.  

3:36 Su tía le aseguró que lo estaba, Elizabeth  le agradeció sus amables advertencias, y  

3:42 se fueron. Su conversación había constituido  un admirable ejemplo de saber aconsejar sin  

3:48 causar resentimiento. Poco después de haberse  ido los los Gardiner y Jane, Collins regreso a Hertfordshire,

3:57 pero como fue a casa de los Lucas, la señora  Bennet no se incomodó por su llegada. La boda hace  

4:04 aproximada y la señora Bennet se había resignado  tanto que ya la daba por Inevitable e incluso  

4:10 repetía, eso sí, de mal talante, que deseaba  que fuesen felices. La boda se iba a celebrar  

4:16 el jueves, y el miércoles vino la señorita Lucas  hacer su visita de despedida. Cuando la joven se  

4:23 levantó para irse, Elizabeth, sinceramente conmovida, y avergonzada por la desatenta actitud y los fingidos  

4:30 buenos deseos de su madre, salió con ella de  la habitación y la acompañó hasta la puerta.  

4:36 Mientras bajaban las escaleras, Charlotte dijo:  Confío en que tendréis noticias tuyas muy a  

4:42 menudo, Eliza. Las tendrás. Y quiero pedirte  otro favor. ¿Vendrás a verme? Nos veremos con  

4:48 frecuencia en Hertforshire, espero. Me parece que no podré salir  de Kent hasta dentro de un tiempo. Prométeme, por lo  

4:55 tanto venir a Hunsford. A pesar de la poca gracia que  le hacía la visita, Elizabeth no pudo rechazar la  

5:03 invitación de Charlotte. Mi padre y María irán a  verme en marzo, añadió Charlotte, y quisiera que  

5:11 los acompañases. Te aseguro Eliza, que serás tan bien  acogida como ellos. Se celebró la boda, el novio y  

5:19 la novia partieron hacia Kent desde la puerta de  la iglesia, y todo el mundo tuvo algún comentario  

5:25 que hacer o que oír sobre el particular, como de  costumbre. Elizabeth no tardó en recibir carta  

5:31 de su amiga, y su correspondencia fue tan regular  y frecuente como siempre. Pero ya no tan franca. A  

5:37 Elizabeth le era imposible dirigirse a Charlotte  sin notar que toda su antigua confianza había  

5:43 desaparecido, y aunque no quería interrumpir  la correspondencia, lo hacía más por lo que  

5:49 su amistad había sido que por lo que en realidad  era ahora. Las primeras cartas de Charlotte las recibió  

5:55 con mucha impaciencia, sentía mucha curiosidad  por ver que le decía de su nuevo hogar,  

6:01 por saber si le habría agradado Lady Catherine  y hasta qué punto se atrevería a confesar que era feliz.

6:11 Pero al leer aquellas cartas, Elizabeth observó  que Charlotte expresaba exactamente tal como ella  

6:17 había previsto. Escribía alegremente, parecía  estar rodeada de comodidades, y no mencionaba  

6:22 nada que no fuese digno de alabanza. La casa, el  mobiliario, la vecindad y las carreteras, todo  

6:30 era de su gusto, y lady Catherine no podía ser  más sociable y atenta. Era el mismo retrato de  

6:36 Hunsford y de Rosings que había hecho el señor  Collins, aunque razonablemente mitigado. Elizabeth  

6:45 comprendió que debía guardar a su propia visita  para conocer el resto. Jane ya le había enviado unas  

6:52 líneas a su hermana anunciándole su feliz llegada  a Londres, y cuando le volviese escribir. Elizabeth  

6:58 tenía esperanza de que ya podría contarle algo  de los Bingley. Su impaciencia por esta segunda  

7:04 carta recibió la recompensa habitual a todas las  impaciencias, Jane llevaba una semana en la capital  

7:10 sin haber visto o sabido nada de Caroline. Sin  embargo, se lo explicaba suponiendo que la última  

7:16 carta que le mandó a su amiga desde Longbourn  se había perdido. Mi tía continuó, irá mañana a  

7:24 esa parte de la ciudad y tendrá ocasión de hacer  una visita a Caroline en la calle Grosvenor.  

7:32 Después de la visita mencionada, en la que vio  a la señorita Bingley, Jane volvió a escribir  

7:40 Caroline no estaba de tan buen humor, pero se  alegró mucho de verme y me reprochó que no lo  

7:47 hubiese notificado mi llegara a Londres. Por lo  tanto, yo tenía razón, no había recibido mi carta

7:53 Naturalmente, le pregunté por su hermano me dijo  que estaba bien pero que anda tan ocupado con el  

8:00 señor Darcy, que ella apenas le ve. Casualmente  esperaban a la señorita Darcy para comer, me  

8:06 gustaría verla. Mi visita no fue larga, pues  Caroline la señorita Hurst tenían que salir.  

8:11 Supongo que pronto vendrán a verme. Elizabeth movió  la cabeza al leer la carta. Vio claramente que solo por  

8:19 casualidad podría Bingley descubrir que Jane  estaba en Londres. Pasaron cuatro semanas sin  

8:25 que Jane supiese nada de él trató de convencerse  a sí misma de que no lo lamentaba pero de lo  

8:32 que no podía estar ciega más tiempo, era del  desinterés de la señorita Bingley. Después  

8:37 de esperarla en casa durante 15 días todas las  mañanas e inventarle una excusa todas las tardes,  

8:44 por fin, recibió su visita, pero la brevedad de  la misma y, lo que es más, su extraña actitud no  

8:52 dejaron que Jane siguiera engañándose. La  carta que escribió entonces a su hermana

8:59 demostraba lo que sentía: estoy segura mi  queridísima Lizzy de que serás incapaz de vanagloriarte  

9:07 a costa mía por tu buen juicio, cuando  te confiese que me he desengañado completamente  

9:13 del afecto de la señorita Bingley. De todos  modos, aunque los hechos te hayan dado la  

9:19 razón, no me creerás obstinada si aún afirmo que,  dado su comportamiento conmigo mi confianza era  

9:25 tan natural como sus recelos. A pesar de todo, no  puedo comprender por qué motivo quiso ser amiga  

9:31 mía, pero si las cosas se volviesen a repetir,  no me cabe la menor duda de que me engañaría  

9:37 de nuevo. Caroline no me devolvió la visita hasta  ayer, y entretanto no recibí ni una nota ni una  

9:44 línea suya. Cuando vino se vio bien claro que era  contra su voluntad, me dio una ligera disculpa,  

9:51 meramente formal, por no haber venido antes, no  dijo palabra de cuando volveríamos a vernos y  

9:59 estaba tan alterada que, cuando se fue, decidí  firmemente poner fin a nuestras relaciones. Me  

10:06 da pena, aunque no puedo evitar echarle la culpa  a ella. Hizo mal en elegirme a mí como amiga. Pero  

10:12 puedo decir con seguridad que fue ella quien dio  el primer paso para intimar conmigo. De cualquier  

10:18 modo, la compadezco porque debe de comprender que  se ha portado muy mal, y porque estoy segura de  

10:24 que la preocupación por su hermano fue la causa de  todo. Y aunque nos consta que esa preocupación es  

10:31 innecesaria, el hecho de sentirla justifica  su actitud para conmigo, y como él merece  

10:39 cumplidamente que su hermana le adore, lea toda la  inquietud que le Inspire es natural y apreciable  

10:49 pero puedo menos que preguntarme por qué sigue  teniendo esos temores, pues si él se hubiese  

10:55 interesado por mí, nos hubiésemos visto hace ya  mucho tiempo. Él sabe que estoy en la ciudad, lo  

11:03 deduzco por algo que ella mismo dijo y todavía  parecía, por su modo de hablar, que necesitaba  

11:11 convencerse a sí misma de que Bingley está  realmente interesado por la señorita Darcy.  

11:17 No lo entiendo. Si no temería juzgar con dureza,  casi diría que en todo esto hay más vueltas de  

11:25 lo que parece. Pero procuraré ahuyentar todos  esos penosos pensamientos, y pensaré solo en lo  

11:31 que me hace ser feliz, tu cariño y la inalterable  bondad de nuestros queridos tíos. Escríbeme pronto.  

11:38 La señorita Bingley habló de que nunca volverían  a Netherfield y de que se desharían de la casa, pero  

11:45 con mucha certeza. Vale más que no mencione estas  cosas. Me alegro mucho de que hayas tenido tan  

11:54 buenas noticias de nuestros amigos de Hunsford. Haz el  favor de ir a verlos con el señor Williams y María.

12:01 Estoy segura de que te  encontrarás bien allí. Tuya, Jane.

12:10 A Elizabeth le dio un poco de pena esta carta,  pero recuperó el ánimo al pensar que al menos  

12:15 ya no volvería a dejarse tomar el pelo por la  señorita Bingley. Toda esperanza con respecto al  

12:20 hermano se había desvanecido por completo.  Ni siquiera deseaba que se reanudasen sus  

12:26 relaciones. Cada vez que pensaba en él, más le  decepcionaba su carácter. Y como un castigo para  

12:31 él y en beneficio de Jane, Elizabeth deseaba que  se casara con la hermana del señor Darcy cuanto  

12:37 antes, pues por lo que Wickham decía ella le  haría arrepentirse con creces por lo que le  

12:44 había despreciado. A todo esto, la señora Gardiner  recordó a Elizabeth su promesa acerca de Wickham, y quiso  

12:53 saber cómo andaban las cosas. Las noticias de  Elizabeth eran más favorables para la tía que  

12:59 para ella misma. El aparente interés de Wickham  había desaparecido, así como sus atenciones.  

13:05 Ahora era otra la que admiraba. Elizabeth era lo  bastante observadora como para darse cuenta de  

13:12 todo, pero lo veía y escribía de ellos sin mayor  pensar. No había hecho mucha mella en su corazón, y  

13:18 su vanidad quedaba satisfecha con creer   que habría sido su preferida si su fortuna se le  

13:25 hubiese permitido. La repentina adquisición de  diez libras era el encanto más notable de la  

13:32 joven a la que ahora Wickham rendía su atención.  Pero Elizabeth menos perspicaz tal vez en este  

13:39 caso que en el de Charlotte, no le echó en cara  su deseo de independencia. Al contrario, le parecía  

13:46 lo más natural del mundo, y como presumía que a él  le costaba algún esfuerzo renunciar a ella, estaba  

13:53 dispuesta a considerar que era la medida más sabia  y deseable para ambos, y podía desearle de corazón  

14:00 mucha felicidad. Le comunico todo esto a la señora  Gardiner, y después de relatarle todos sus pormenores 

14:08 añadió, estoy convencida querida tía, de que nunca  he estado muy enamorada, pues si realmente hubiese  

14:15 sentido esa pasión pura y elevada del amor,  detestaría hasta su nombre y le desearía los  

14:22 mayores males. Pero no solo sigo apreciándolo a él,  sino que no siento ninguna versión por la señorita  

14:29 King. No la odio, no quiero creer que es una mala  chica. Esto no puede ser amor. Mis precauciones  

14:38 han sido eficaces, y aunque mis amistades se  preocuparían mucho más por mí, si yo estuviese  

14:46 locamente enamorada de él, no puedo decir  que lamente mi relativa insignificancia.  

14:51 La importancia se paga a veces demasiado  cara. Kitty y Lydia se toman más a pecho que  

14:58 yo la traición de Wickham. Son jóvenes aún  para ver la realidad del mundo y adquirir  

15:05 la humillante convicción de que los hombres guapos  debe tener algo de que vivir, al igual que los feos.

15:13 Para cualquier pregunta, duda o  comentario escribe a isabelbarrionuevo 007@gmail.com

15:26 Te espero en el próximo post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *